[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_wp_text][su_youtube url=»https://www.youtube.com/watch?v=rvmrHl7FN0Y»][/vc_wp_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Conoce los bellos cenotes

En los alrededores de Valladolid existen sendos cuerpos subterráneos de agua dulce. En la misma ciudad está el Cenote Zaci, que por mucho tiempo abasteció de agua a la población y que hoy se conserva como un atractivo natural en cuyo alrededor hay un restaurante y tiendas de artesanías.

Muy cerca de este Pueblo Mágico se ubican los cenotes de Dzitnup, compuesto por el Cenote Zac-muul-ha ó Samulá y el Cenote Xkekén, conjunto conocido también como “La cueva azul”. En ambos casos se trata de grandes salones con amplias pozas de aguas cristalinas de color turquesa y techos llenos de formidables estalactitas.

A sólo pocos kilómetros al oriente de Valladolid, sobre la carretera libre a Cancún, se toma la desviación hacia Yalcobá y saliendo de este pueblo se descubre el bello cenote Agua Dulce (que en realidad son 4), cuya bóveda natural tiene algunos huecos por donde se cuela la luz del sol y deja admirar la tonalidad de sus azules aguas y sus múltiples estalctitas.

Grutas de Balamkanché

Estas famosas grutas fueron descubiertas accidentalmente por un guía turístico en 1959 y hoy conforma uno de los atractivos naturales cercanos a Valladolid. Al centro de sus amplios salones cubiertos por estalactitas y estalagmitas se observa una estructura unida al suelo que asemeja al tronco de una ceiba. Se estima que el lugar tuvo usos rituales para los antiguos mayas pues en él se hallaron piezas de cerámica, conchas y trozos de jade.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_wp_text]

[su_slider source=»media: 400,401,402,403,404,405,406,407,408″ limit=»100″ width=»960″ height=»580″ title=»no» pages=»no» mousewheel=»no»] [/vc_wp_text][/vc_column][/vc_row]